Tras varios meses de preparativos y de leer cientos de paginas Web, hoy hemos comenzado nuestro viaje en la ruta del transmongoliano.

Empezar un viaje es cada vez una experiencia distinta a los anteriores y son muchas las cosas que forman parte de él antes, durante y después del mismo. Sobre todas estas cosas poco a poco seguro escribiré y trataré de expresar todos esos sentimientos que forman parte de la aventura.

BUEN VIAJE DESDE MONGOLIA

Más tranquilo de lo que se puede esperar, me he levantado esta mañana a mediodía, quizás por la tranquilidad que te da tener la maleta prácticamente preparada dos días antes (cosa no muy usual en mi) y quizás propiciado por ser la única cosa realmente útil y de interés que tengo que hacer en mi vida en estos momentos.

cropped-transib-7216.jpgHemos ultimado el envío de dinero a China para la reserva de billetes de tren y preparado las últimas cosas y finalmente hemos salido no sin esa inevitable sensación de olvidar algo; quizás esa sensación es tan real y cierta como la sentimos  y es que en realidad dejo algo atrás y no es que lo deje olvidado, sino que se queda por mi deseo de abandonar: esa cosa es la rutina.

La aventura te embriaga, te llena de adrenalina y te despierta. Es emocionante, apasionante, la verdadera sensación de estar vivo.

Habitacion AC Sants

El tren ha salido a su hora, 19:35. La mochila pesa menos que otras veces y mi cuerpo lo agradece, sobre todo mi espalda.

Nos han  puesto una película que me ha resultado entretenida (Gru, Mi Villano Favorito). A estas alturas de viaje, empezando, cualquier cosa me parece bien, soy el mas feliz del mundo.

Hemos llegado a Barcelona y el hotel AC Sants esta a 50 metros.

Hotel AC Sants, vistas desde la ventana

La habitación 405 tenia roto el aire acondicionado y 31 grados de calor así que la 307 es nuestra habitación definitiva.

Previamente hemos llamado a recepción para comunicar la incidencia y nos han remitido a bajar al vestíbulo para realizar el cambio de habitación así que hemos cogido las mochilas de nuevo y hemos bajado para efectuar el cambio de habitación, el cual hemos hecho.

Habitacion AC Sants

La nueva habitación es prácticamente igual pero con 24 grados, mucha diferencia, así que lo hemos dejado todo, nos hemos duchado y ya solo nos queda poner el despertador a horas inhumanas y crueles si no fuese porque es para goce y disfrute.

Hemos cenado en el tren y ya es hora de  dormir, mañana (ya hoy) nos espera la 2ª jornada alejándonos de la rutina hacia tierras desconocidas.